Archivos Mensuales: diciembre 2012

Educar a través del Cine

El cine posibilita cambios en la forma tradicional en que se realizan las clases, pues permite disminuir la fatiga y el cansancio por la diversidad de actividades en el aula. La envoltura artística del mensaje cinematográfico y el empleo de recurso tales como la música, el color y los efectos sonoros junto con las imágenes visuales, despiertan el interés por aprender, motivan la actividad del conocimiento a la vez que desarrollan la creatividad y estimulan la fantasía.

La fijación en la memoria de los conceptos aprendidos es tanto más duradera en la medida en que aprendemos de forma más concreta, con mayores evidencias y más riqueza emocional y de ahí que lo que se aprende mediante el cine se retiene por más tiempo, se memoriza mejor y esto trae aparejado el tener que hacer menos esfuerzos intelectuales para la retención y el estudio individual. El cine en general facilita el desarrollo del pensamiento.


El cine sensibiliza al alumno y le conforma gustos estéticos concretos, le permite incrementar su formación artística, interiorizar en los aspectos psicológicos de un personaje, una época y hasta una obra literaria.

Una película puede alterar el tiempo, puede comprimir en pocos segundos sucesos que demoran habitualmente muchas horas, o dilatar a varios minutos otros que ocurren en milésimas de segundos. Puede jugar con el tiempo en su transcurrir: narrar una historia retrospectivamente, o llevar un montaje paralelo, por ejemplo, dos momentos de la vida de un personaje o un suceso.

El montaje cinematográfico nos facilita también alterar el espacio porque nos puede trasladar indistintamente de un lugar a otro sin fronteras ni pasaportes, y suponer hechos que transcurren muy distantes el uno del otro.

La reconstrucción de una época histórica alcanza en una película mayor plenitud que en cualquier otro medio, pues la interrelación de elementos tan diversos como el vestuario, la iluminación, la escenografía, la fotografía, la música, la ideología expresada en las voces de sus actores o verdaderos protagonistas, se conjugan en un todo inseparable, emotivo y perdurable por mucho tiempo en la mente de sus observadores. Puede crear la visión de un personaje histórico o de una obra literaria con un alto nivel convincente.

El cine es un medio que favorece una concentración tal de la atención y una atmósfera tan propicia para asimilar lo que se muestra, que muchos coinciden en destacar su valor desde el punto de vista persuasivo de las grandes masas y su influencia en la ideología. Por la forma en que se realiza es un medio idóneo para reconstruir sucesos históricos con gran fidelidad y verosimilitud. Puede simular situaciones de la vida real o imaginaria como ningún otro.

Por ello y a modo de despedida, tenemos que, progresivamente hacer de el cine una rama mas de la educación y del aprendizaje.

Anuncios